Descubre Praga en 2 días con nuestro completo itinerario. Con consejos útiles y recomendaciones, tu fin de semana en Praga será una experiencia inolvidable llena de momentos muy top.


Praga, la ciudad de las cien torres y el corazón de Europa Central, un destino que combina magistralmente su rica historia con una atmósfera contemporánea. Desde majestuosos castillos hasta pintorescos puentes que cruzan el río Moldava, pasando por calles empedradas que atesoran siglos de historia, Praga es un destino lleno de tesoros por descubrir.

En este post, te guiaremos a través de un itinerario detallado para que puedas disfrutar de las maravillas arquitectónicas, la cultura rica y la belleza moderna que esta ciudad tiene para ofrecer en tan solo una escapadita de 2 días.

Prepárate para sumergirte en la atmósfera única de Praga, saborear su deliciosa cocina, explorar sus barrios llenos de vida y quedar cautivado por su encanto atemporal. ¡Bienvenido a un fin de semana inolvidable en la cautivadora Praga!

Te recordamos que con StayTick, tu alojamiento en Praga está al 40% de descuento. Hazte miembro aquí durante un año GRATIS y disfruta de Praga al siguiente nivel.

Día 1 en Praga: Explorando los Tesoros Históricos

Mañana

Comenzamos la ruta explorando algunas de las joyas más emblemáticas de la ciudad. Desde el momento en que comiences a caminar por Praga, te transportaras en el tiempo. Sus calles adoquinadas, sus edificios de arquitectura medieval y la sensación de historia en cada esquina te cautivarán desde el principio.

La primera parada es una visita al Castillo de Praga y a la Catedral de San Vito. El majestuoso Castillo de Praga es una increíble fortaleza que se alza en lo alto de la Colina de Hradčany. Es uno de los castillos más grandes y antiguos del mundo, y ha sido el epicentro de la historia checa durante siglos. Te recomendamos que explores sus patios, torres y pasadizos históricos. Una visita obligada dentro del Castillo es la Callejuela Dorada, un callejón pintoresco con casas diminutas que solían albergar a los artesanos del castillo. Otra visita obligatoria es el Palacio Real, una parte integral del complejo del castillo con salas históricas, que albergan exposiciones sobre la historia de la República Checa y la vida de la realeza.

Dentro del Castillo de Praga, se encuentra la Catedral de San Vito, una obra maestra arquitectónica que domina el paisaje del Castillo de Praga. La catedral es un ejemplo excepcional de la arquitectura gótica, con altas torres y elaborados detalles decorativos. Su construcción se extendió a lo largo de varios siglos, lo que se refleja en la mezcla de estilos góticos en diferentes partes de la estructura. En el interior de la catedral, encontrarás una serie de capillas, cada una con su propio estilo y significado. Los vitrales de la catedral son especialmente notables, ya que cuentan historias bíblicas y eventos históricos de una manera visualmente impresionante. Debes visitar la Capilla de San Venceslao. Esta capilla es uno de los puntos culminantes de la catedral y alberga las joyas de la corona checa, incluida la corona de San Venceslao y decorada con piedras preciosas.

La segunda parada de la mañana es un Paseo por el Barrio de Malá Strana y el Puente de Carlos: Desciende desde el castillo hacia el encantador Barrio de Malá Strana. Este barrio de calles estrechas y casas de colores te invita a perderte en su atmósfera bohemia. Luego, cruza el icónico Puente de Carlos, una obra maestra gótica que se alza sobre el río Moldava y está adornado con esculturas impresionantes. Aquí, podrás disfrutar de unas vistas espectaculares de la ciudad y capturar momentos inolvidables.

Tarde

Después de una mañana llena de exploración histórica en el Castillo de Praga… ¿Qué mejor manera de sumergirse en la cultura de Praga que saborear su gastronomía? Disfruta de un almuerzo en un auténtico restaurante checo, donde podrás probar platos tradicionales como el gulash, el knedlíky (bolas de masa) y otros manjares locales.

Tras haber llenado el estómago y repuesto energía, la primera parada de la tarde será un recorrido por la Plaza de la Ciudad Vieja y el Reloj Astronómico. La Plaza de la Ciudad Vieja, es el corazón histórico de Praga. Aquí encontrarás el famoso Reloj Astronómico, una maravilla mecánica que data del siglo XV y que muestra un desfile de figuras en movimiento cada hora en punto.

La segunda parada es el Barrio Judío de Praga, conocido como Josefov. Es un lugar lleno de historia y significado cultural en el corazón de la ciudad. A lo largo de los siglos, ha sido el hogar de la comunidad judía de Praga y ha sido testigo de momentos de gran importancia histórica y cultural. Recorriendo sus calles, debes visitar:

Día 2 en Praga: Inmersión en la Cultura y la Belleza Moderna

Mañana

Comenzaremos el segundo día en Praga con un desayuno en una cafetería local. Praga cuenta con una gran variedad de cafeterías que ofrecen desde opciones tradicionales hasta modernas. Disfruta de un café checo y algunos pastelillos frescos mientras te preparas para explorar más.

La primera parada es el Barrio de Josefov y sus galerías de arte. El Barrio de Josefov es una zona rica en historia y cultura, con calles empedradas y edificios que reflejan el esplendor de la historia judía en Praga. Además de sus monumentos históricos, también encontrarás galerías de arte contemporáneo que contrastan con la atmósfera antigua del barrio.


La segunda parada será una Visita al Museo Nacional y la Plaza de Wenceslao. El Museo Nacional es uno de los museos más importantes de la República Checa. Este imponente edificio en la Plaza de Wenceslao alberga una rica colección de arte, historia y ciencia que te permitirá comprender mejor la cultura y la evolución de la nación checa. Desde la plaza, podrás admirar la estatua ecuestre de San Wenceslao, un símbolo importante en la historia checa.

Finaliza tu mañana en el Parque Letná, un lugar favorito para los lugareños y los visitantes por igual. Disfruta de un momento de relajación mientras paseas por los senderos rodeados de naturaleza y disfrutas de vistas panorámicas del río Moldava y la ciudad. No te pierdas la icónica metronome, un gran reloj que se ha convertido en un símbolo de la ciudad.

Tarde

Después de una mañana cultural y relajante, te recomendamos que realices una degustación de la cerveza checa en una cervecería histórica. No puedes visitar Praga sin probar su famosa cerveza.

Tras un chute de energía con la cerveza checa, te recomendamos que realices un paseo en barco por el río Moldava con vistas panorámicas. Este paseo te brindará vistas panorámicas impresionantes de la ciudad mientras te relajas en el agua. Es una oportunidad única para apreciar la arquitectura y los paisajes de Praga desde una perspectiva diferente.

Después del paseo en barco, te recomendamos que te tomes tu tiempo para compras y souvenirs en la Calle Na Příkopě. La Calle Na Příkopě es una de las principales arterias comerciales de Praga. Aquí encontrarás una variedad de tiendas, boutiques y grandes almacenes que ofrecen desde moda hasta productos locales y recuerdos únicos.

Para dar cierre a tu visita en Praga, no puedes perderte el encanto bohemio del Barrio de Vinohrady. El barrio es un área llena de elegantes edificios Art Nouveau, parques tranquilos y una vibrante vida nocturna. Pasea por sus calles y descubre una combinación de cafeterías, restaurantes y tiendas locales.

Consejos para tu visita a Praga

Aquí te dejamos algunos consejos para tu visita a Praga:

Esperamos que esta ruta te sirva para esa escapadita de fin de semana que quieres a hacer a Praga. Y ya sabes… ¡Reserva tu estancia en Praga al mejor precio con StayTick!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *